El Ministerio Público (MP) señaló a los primeros 25 de 50 importadores vinculados en el caso La Línea de caso especial de defraudación aduanera y cohecho activo, por haber pagado “colas” o sobornos para agilizar los trámites en aduanas.

Aunque se habían citado a 50 importadores, se presentaron 42, debido a que se desestimó los señalamientos a dos empresarios por un error en los documentos de identificación personal.

Además, tres se retiraron de la audiencia debido a que no contaban con abogado defensor, dos no fueron ubicados y uno ya falleció.

En la audiencia de primera declaración, el MP presentó ante el Juzgado de Mayor Riesgo B escuchas telefónicas donde se presume las negociaciones que realizaron los empresarios.

Según el MP, los importadores pagaron sobornos entre Q8 mil y más de Q600 mil para el retiro de mercadería en las aduanas.

Entre los acusados hay de descendencia china, surcoreana, arabe y guatemalteca, por lo que el juez Miguel Ángel Gálvez, tuvo que juramentar a tres traductoras para ayudar a los abogados e imputados para su defensa.

La Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala y el MP desartucular la estructura en abril y señalan como cabecillas al expresidente Otto Pérez y ex vicemandataria Roxana Baldetti.