El Ministerio Público por medio de los fiscales de Narcoactividad desmanteló al menos tres puertas blindadas con al menos 300 paquetes de cocaína que eran transportadas en un camión detenido en Cuilapa, Santa Rosa.

Durante el día uno de los perros entrenados para localizar esta droga detectó la sustancia en las puertas reforzadas rellenadas con cemento. En su interior se encontraban ordenados los paquetes.