Fiscales del Ministerio Público (MP) en coordinación con el Ministerio de Gobernación, a través de la Policía Nacional Civil (PNC), lograron la captura de Jorge Eduardo Pérez Morales, quien se encontraba prófugo de la justicia desde el 19 de marzo de 2015.

El detenido es sindicado de violar y asesinar a la bióloga y balletista Nancy Cruz Ortíz, en agosto de 2012, junto a otros dos hombres que fueron condenados a 53 años de prisión por el crimen luego de las pruebas presentadas por la Fiscalía de Delitos contra la Vida.

La detención se produjo en la zona 1 de Masagua, Escuintla, cuando agentes policiales lo sorprendieron con una licencia de conducir falsa, por medio de la cual se identifacaba como Roberto Iván Cabria Lara.

La fuga de Pérez Morales ocurrió un día antes de acudir a la audiencia del juicio que enfrentaba por el crimen de Cruz Ortíz, proceso en el que se logró la condena de sus cómplices el asiático Ho Ying Tong y Jorge Alejandro Díaz Sarti, a 53 años de prisión.

La sentencia de los sindicados se basó en la evidencia presentada por el Ministerio Público durante el proceso, misma que el juzgado consideró contundente para emitir su fallo.

Al momento de su aprehensión a Pérez Morales el aparecían órdenes de captura por los delitos de homicidio, robo, violación con agravación de la pena y femicidio.