Lo que inició como una riña entre integrantes de dos pandillas terminó en motín en la cárcel de menores llamada “Las Gaviotas”, en la zona 13.

Los reos, adolescentes, tomaron como rehenes a cuatro profesores a quienes llaman “monitores” en una de las cárceles.

El jefe de operaciones de la Policía, Elvin Juárez, informó que dos de los educadores habían sido asesinados por los reos. “Cuando ingresamos logramos rescatar a dos más que estaban retenidos”, añadió.

1074 menores han sido remitidos a la fecha

932 son hombres y 142 mujeres

Los pandilleros accionaron armas de fuego y se desconoce cómo lograron ingresarlas al penal. Una de las versiones es que, al menos, una pistola fue lanzada por alguien desde afuera del lugar.

Los policías lanzaron bombas lacrimógenas para poder controlar la situación ya que los reos habían logrado tener el control del lugar.