El mandatario Jimmy Morales afirmó, durante una actividad en el Palacio Nacional de la Cultura, que “se acabó la fafa y que no habrá publicidad para los medios de comunicación” y que “no defenderá a nadie”, en relación con el involucramiento de uno de sus hijos y de su hermano en un caso de corrupción en el Registro General de la Propiedad.

 “Fui enfático al decir que por ningún motivo interferiré en el desarrollo de la investigación, porque respeto y valoro la institucionalidad del sistema de justicia. Las personas que dirigen esas instituciones son mis garantes de que no he intervenido, ni intervendré. Si no estoy defendiendo ni a mi hijo, ni a mi hermano, a ninguno voy a defender”, expuso.

 “Se acabó la fafa, se acabó la publicidad, Q150 millones en 2015, Q160 millones en 2014, más de Q60 millones en 2015. Guatemala ya no puede seguir pagando publicidad, perdónenme, señores, de los medios de comunicación. Si ese es el dolor, perdónenme”, aseguró.