Durante su estadía en Nueva York, el presidente Jimmy Morales le concedió una entrevista a Fernando del Rincón de CNN, en la que, una vez más, reiteró su disculpa sobre sus declaraciones en las que le ofreció “mano de obra barata” a Donald Trump, en relación con la propuesta del estadounidense de construir un muro en la frontera entre Estados Unidos y México.

“La ironía fue en contra de la construcción de un muro”, afirmó.

Durante la conversación, Del Rincón le consultó al mandatario sobre el  tema de la injerencia extranjera de parte de Estados Unidos. “No hay, ni dejaré que exista injerencia en la toma de las decisiones”, añadió.

Publinews

Foto:

Además, habló sobre los relevos de funcionarios de oficinas de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) acreditados en el país, como los de Valerie Julliand (coordinadora residente) y Alberto Brunori (representante de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos).

“Lo que tengo entendido es que se están venciendo los plazos y el procedimiento de las Naciones Unidas es que puede designar a nuevas personas. La rotación es buena”, agregó.

En cuanto al caso de TCQ, Morales afirmó que se reunirá con el contralor general, Carlos Mencos, y la procuradora general de la Nación, María Villagrán, para evaluar el contrato con esa empresa y "tomar" una decisión.

Publinews

Foto:

“Las obras no son corruptas, sino las personas que las hacen”, agregó.