La calificadora Moody´s modificó de estable a negativa la perspectiva de la calificación de Guatemala. A la vez, afirmó mantiene la calificación Ba1 del gobierno en moneda extranjera, local y las calificaciones senior no garantizadas.

Por medio de un comunicado, Moody´s explica que la decisión se debe a la crisis política se ha empeorado rápidamente debido a los escándalos de corrupción donde están involucrados funcionarios de alto nivel y que ha generado manifestaciones pacíficas.

La calificadora opinó que si bien la probabilidad de que eventos políticos pueden impactar negativamente en la estabilidad macroeconómica y la fortaleza financiera del gobierno continua siendo baja, ésta se ha incrementado como resultado del alto grado de incertidumbre asociado al desenlace de la problemática política.

Moody´s indicó que los techos país siguen sin cambios, pero los techos para bonos y depósitos de largo plazo en moneda nacional son de Baa1, mientras que para depósitos de largo plazo en moneda extranjera son de Ba2 y el techo de largo plazo para bonos en moneda extranjera es de Baa3.

La calificadora comentó que la perspectiva puede regresar a ser estable si la estabilidad política se restaura, la estabilidad macroeconómica y el compromiso a la administración de las finanzas públicas se mantiene a lo largo de la crisis.