Autoridades del colegio Liceo Javier se limitaron a pronunciarse por medio de un comunicado.  

Sin mayores explicaciones se informó que el alumno de primero básico Edward Alexander Aldana Fuentes, de 13 años, fue encontrado sin vida en la piscina del establecimiento educativo .

Carlos Aldana, padre del alumno fallecido , explicó que su hijo no podía nadar, y como parte de la preparación educativa cada martes imparten cursos de natación, ya que era el primer año en ese establecimiento.

Aldana indicó que fue alertado por el piloto del bus de que el alumno no había abordado el transporte a la salida de clases, por lo que salió a buscarlo hasta llegar al centro educativo. Fue cuando lo encontraron junto con personal de seguridad del colegio sumergido en la piscina, tuvieron que pedir apoyo a un socorrista, según el padre.

“Supuestamente era el último periodo, puede ser que se haya acalambrado. Dicen que la piscina es de agua templada pero estaba fría”, relató el padre de Edward.

Familiares no descartan demandar al establecimiento, pues según algunos compañeros intentaron rescatarlo.

El colegio informó que esta interesado y dispuestos a colaborar en todo lo que sea necesario para esclarecer los hechos y que la verdad salga a la luz.

El tío de Edward, Giovanni Aldana, mencionó que al momento de encontrar a su sobrino no estaban presentes ni el director ni el instructor de natación, sino que llegaron minutos después de que dos alumnos y su hermano habían encontrado al adolescente fallecido.

Que no había delito que perseguir, y que eso había sido cosa de Dios”, fue la respuesta que dieron los encargados del colegio, según comentó Giovanni Aldana.

El Liceo Javier publicó un último comunicado en el que explica cómo fue que sucedió todo sobre el lamentable fallecimiento del alumno: