Pese a la escasez de combustible generada por la deuda que se mantiene con los proveedores, situación que ha dificultado las labores de la Policía Nacional Civil (PNC) en los últimos días, el ministro de Gobernación, Mauricio López Bonilla, garantizó la seguridad en el territorio nacional durante las fiestas de fin de año.

El funcionario señaló que la cartera que dirige está solicitando al Ministerio de Finanzas que le otorgue el excedente del presupuesto de los otros ministerios, es decir, los fondos que no fueron ejecutados durante 2014.

Según Bonilla, de otorgárseles dichos recursos estos serían utilizados para abonar a la deuda y cubrir gastos para seguir operando.

En el siguiente orden se aplicarían los fondos para cubrir gastos: combustible, planilla de la PNC y del Sistema Penitenciario, comida de presidios, equipamiento y regularización de armamento que ha sido reparado y comprado, dijo el ministro.

Finalmente explicó que cada día se entregan tres galones de combustible para que cada autopatrulla de la PNC pueda operar en el país.