Derivado de la crisis por falta de alimentos en el hospital San Juan de Dios y la supuesta compra sobrevalorada de algunos insumos, el ministro de Salud, Luis Enrique Monterroso, informó que le pidió su renuncia al director de ese centro, César Reyes, quien ocupó el cargo durante tres meses.

“Mantuve una reunión desde tempranas horas con la junta directiva del hospital y, luego de revisar el desempeño del doctor César Reyes, decidimos pedirle su renuncia a partir de hoy para mejorar la situación. Aún se realiza una investigación sobre las supuestas compras sobrevaloradas de los últimos días”, afirmó el funcionario.

Añadió que es responsabildiad de cada director la crisis que ocurra en cada centro hospitalario. “Cada hospital del país tiene un director que toma en consideración su presupuesto, su plan operativo anual, su evaluación de su recurso humano y debería tomar la epidemiología como referente para sus compras y el control de las transferencias, eso sucede en los 48 centros hospitalarios a nivel nacional”, aseveró.

“El director debe tomar su responsabilidad y lo que ha sucedido es que hay una cadena de mano, pero siempre se habla de que el ministro es el responsable ante la opinión pública de todo lo que pasa en la sistema de salud. Inicialmente la responsabilidad en cada hospital es del director o de los jefes de áreas”, añadió Monterroso.

Mientras tanto, personal del área de cocina del San Juan de Dios aseguró que el desayuno de este día para los pacientes fue de frijol y arroz. “Para los que necesitan dieta especial hubo los mismos alimentos, pero sin sal, aunque se agregó huevo duro, de acuerdo con Elisa Osuna. Añadió que para el almuerzo se les ofreció pollo cocido.

Según la Procuraduría de los Derechos Humanos, las bodegas de alimentos del nosocomio tienen 30% de abastecimientos.