Los hechos


El 10 de marzo fueron asesinados los corresponsales Federico Salazar, de “Radio Nuevo Mundo”, y Danilo López, de “Prensa Libre” en el parque de Mazatenango, Suchitepéquez. Marvin Túnchez, quien fue colaborador de Publinews, resultó herido.


El 13 de marzo el joven camarógrafo del noticiero de Intercable, Giovanni Villatoro murió baleado en Chicacao.


Las muertes provocaron repudio con protestas plantones y caminatas la semana pasada.

Las autoridades de Gobernación deben ser las responsables en cuanto a la investigación. Ya se capturaron a los presuntos responsables (cinco capturas la semana pasada) aunque falta llegar los motivos.
Ileana Alamilla, directora de Cerigua

En la actualidad, siete periodistas son protegidos por la Policía, explicó el titular de Gobernación y agregó que afina los detalles para la creación de una unidad que se encargue de la protección a los que trabajan transmitiendo noticias, reportajes, entrevistas y columnas de opinión en los medios de comunicación.

“Los familiares de los periodistas asesinados la semana pasada contarán con la protección debida de atentes de la Policía”, mencionó López durante una reunión con los corresponsales en Mazatenango, Suchitepéquez.

Durante el programa de “A primera hora” de Emisoras Unidas, el ministro recordó que la corrupción, las pandillas y el narcotráfico son los fenómenos delictivos que afectan a Suchitepéquez.

En la capital se realizó la tercera marcha de periodistas para manifestar su repudio por el asesinato de tres comunicadores.

La presidenta de la Cámara de Locutores, Marina Coronado, llamó al pueblo a no ser indiferente ante “toda la sangre que corre” en el país. Fredy García, de la Asociación de Periodistas de Guatemala manifestó la importancia de que todo periodista agredido debe presentar las denuncias correspondientes.