El ministro de Gobernación, Mauricio López, informó que se estableció que el ataque armado en las afueras del hospital San Juan de Dios fue un “mensaje” para el Sistema Penitenciario (SP).

“Fue directo contra la institución. Son mareros del Barrio 18 a los que no les importa la vida de las personas. Hemos identificado que de esa manera trabajan”, aseguró.

Afirmó que esperan la pronta captura de los responsables. “Ya hay suficiente evidencia en el análisis de la escena del crimen; además, el seguimiento a toda la información que se ha podido recabar de los dos vehículos descubiertos por la policía”, explicó.
 
Las declaraciones de López se dieron durante el acto del traspaso de mandos de la Policía Nacional Civil (PNC).  Walter Vásquez asumió como nuevo jefe de la institución. “Estamos comprometidos para seguir mejorando y dotando de profesionales a la entidad”, añadió el jefe de la cartera del Interior.