Autoridades del Ministerio de Salud Pública se reúnen con los magistrados de la Cámara Penal de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) para evitar el traslado innecesario de presos a hospitales nacionales, que ponen en riesgo la seguridad de más pacientes.

Los ataques ocurridos en los alrededores del Hospital General San Juan de Dios la semana pasada obligaron a la cartera de Salud Pública y a los encargados de los centros asistenciales públicos a r eforzar sus programas de seguridad.

Lucrecia Hernández Mack, titular del Ministerio de Salud, explicó que las primeras acciones que se implementarán son el refuerzo de la seguridad perimetral por la Policía Nacional Civil, como el fortalecimiento de medidas internas en los hospitales .

La funcionaria mencionó que mantienen comunicación con el Ministerio de Gobernación para mejorar el traslado de los reos.

Estamos en comunicación con la Cámara Penal para que se analicen mejor los traslados de los presos, porque hay casos que no se emiten órdenes judiciales de traslados innecesarios”, agregó Hernández Mack.

También la ministra aseguró que se ha recomendado a los directores de los hospitales a identificar las entradas, espacios y áreas de salida para los reos.

Por aparte, la titular de Salud Pública no descartó que el asesinato de la relacionista de comunicación del Hospital General este relacionado con lo ocurrido el martes en ese centro asistencial cuando se buscaba atacar a un reo en la consulta externa.

“Tenemos información de que hubo alguna advertencia respecto del ataque contra Ana , pero fue corto el tiempo entre la advertencia y lo ocurrido, por lo que hacemos un llamado a los trabajadores a mantener la calma y   estar en alerta”, puntualizó la funcionaria.

Otra de las medidas de seguridad e higiene   que mencionó Hernández que se recomendará al personal médico es que no porten las filipinas fuera de las áreas de trabajo.

El ministro de Gobernación en funciones, Mario Álvarez , confirmó que se declaró bajo reserva la investigación de la muerte Ana Leonor Guerra Olmedo, que trabajaba en el área de comunicación social de dicho hospital.