Este año comenzó con una “crisis” en los hospitales ante el desabastecimiento de insumos y medicamentos y Lucrecia Hernández, titular del Minsterio de Salud Pública y Asistencia Social (Mspas) ha reconocido una “intitucionalidad muy débil”.

Este inicio de año nos enfrenta con una crisis hospitalaria que no se había visto. Es profunda a raíz de un desfinanciamiento crónico de todo el ministerio y a raíz de los casos de corrupción que genera un desfinanciamiento agudo que se refleja y se profundiza en los servicios”, mencionó la funcionaria.

Hernández acudió a la presentación de un informe para mejorar la eficiencia y el manejo de los inventarios y la compra de medicinas que realizó la entidad Fundación para el Desarrolo de Guatemala (Fundesa).

“Cuando queremos detener el colapso nos encontramos con una institucionalidad muy debil, no ha habido financiamiento y hay procesos administrativos y de gestión debilitados o sin orden, tanto en recursos humanos en los procesos de contratación y los de gestión”, admitió la ministra.

Como soluciones Hernández destacó que “no basta tener financiamiento para garantizar el abastecimiento en los hospitales. Tiene que haber un fortalecimiento de los procesos”.