El mes pasado habitantes de Sayaxché, en Petén se sorprendieron al notar que algunos peces flotaban muertos en el río La Pasión y avisaron a las autoridades.

Los vecinos comentaron que la muerte de los animales era por la contaminación de algún plaguicida por lo que la fiscalía de medio ambiente inició el proceso para investigar el caso.

La semana pasada se aumentó en cantidad las muertes y bastaba navegar por el río unos minutos para observar miles de animales, en mayor cantidad peces, muertos.

La fiscal Ausa López mencionó que habían recolectado muestras del agua para que los expertos del Insituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif) verificaran la causa de la muerte. "Se investiga si fue por contaminación industrial por un plaguicida llamado malation", mencionó.

Desconocen los motivos

El ministro de Ambiente, Óscar Medinilla, dijo que aún no se tiene conocimiento de cuál es la causa real que originó el desastre; asimismo, hizo una convocatoria para que instituciones como universidades y ministerios creen una hoja de ruta para hallar una solución.

Según información de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred) se han extraído 26 quintales de peces muertos; el Secretario Ejecutivo de esta institución, Alejandro Maldonado, dijo que 12 mil personas de 17 comunidades han sido afectadas y que pobladores de 5 regiones más se encuentran en riesgo.

Empresa señalada

El gerente de planificación de Repsa, Jorge Estrada, dijo que hace un mes ocurrió algo similar, pero no de esa magnitud, y expertos de la USAC tomaron muertas con las que determinaron que se debe a un plaguicida que asegura que ellos no utilizan en su empresa.


Estrada dijo que ellos tienen conocimiento que el plaguicida es usado en algunas partes de esa región por otras personas, pese a que su uso está prohibido en el país, por lo que no sabe cómo es que se ha comercializado.