La ministra de Desarrollo Social, Norma Quixtán, denunció ante el Ministerio Público (MP) una serie de anomalías que ocurrieron en esa dependencia durante las administraciones de Lucy Lainfiesta y Leonel Rodríguez, ambos designados por el entonces presidente Otto Pérez.

La funcionaria fue tajante. "No había orden en los programas sociales”, aseguró

Agregó que de los 264 mil beneficiarios de la Bolsa Segura, 198 mil (75 por ciento) la recibían sin habérseles practicado un estudio socioeconómico para conocer su situación.  “Por ejemplo, la entrega de la Bolsa Segura fue centrada en la área urbana, y no se llevó a los departamentos en donde los índices de pobreza son elevados”, agregó.

Confirmó que existía inherencia de los diputados y alcaldes en esa cartera. “Todo se manejaba por medio de llamadas de los diputados del Partido Patriota (PP). Tenemos información de que empleados recibían órdenes de estos funcionarios y de que varias páginas de internet se utilizaban en nombre del Ministerio para promover su imagen entregando los programas sociales”, añadió.

Además, confirmó que en la denuncia se incluye el hallazgo de 15 plazas fantasma y la contratación de 18 asesores. “Por ahora, hemos depurado el 6% de esos puestos”, expuso.