Después de más de dos años de haber iniciado el proceso penal para anular el contrato de Michael Mauricio Vásquez Sical como empleado del Congreso, la Sala Segunda de Apelaciones de Trabajo le informó ayer al Legislativo la autorización para cancelar la relación laboral.

Vásquez Sical formó a principios de este año el Sindicado General de Empleados del Congreso de la República, que, según la resolución, no fue inscrito con el mínimo de trabajadores que establece el Código de Trabajo, por lo que prefirió no dar declaraciones sobre la decisión judicial, ya que indicó desconocer la resolución.

Mario Taracena, presidente del Congreso, anunció que acatarán la orden de inmediato.