Desde 1990 los casos de malnutrición en el país bajaron únicamente de 14.7 por ciento a 14.3%, revela el último reporte de Seguridad Alimentaria.

“A pesar de los esfuerzos de las autoridades, la disminución es poca y lenta”, expuso Diego Recalde León, de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, en inglés).