Un grupo de médicos y enfermeros del Instituto de Seguridad Social (IGSS) de la zona 9 salieron en defensa de sus compañeros capturados hoy en la mañana señalados de fraude en la contratación de la Droguería Pisa, que daba el tratamiento a enfermos renales.

“Estamos manifestando en defensa de los compañeros que han sido honorables y no tienen faltas en su trabajo por lo que exigimos su libertad inmediata”, resaltó el médico Jorge Luis Ranero.

El galeno aclaró que la participación de los colegas es porque pertenecen a la comisión de licitación, donde se obligan a los trabajadores a participar de lo contrario reciben sanciones. Entre los detenidos figuran dos enfermeras y un médico de ese centro asistencial.