Después de cuatro meses como presidente, Alejandro Maldonado entregará el cargo que asumió para mantener la institucionalidad en el Ejecutivo.

La corrupción que se destapó en abril cuando es señalado el expresidente Otto Pérez y la ex vicemandataria Roxana Baldetti, fue el paso para que Alejandro Maldonado Aguirre llegara a la Presidencia, quien también pasará a la historia por acciones que generaron rechazo en la población.

La gestión de transición a cargo de Maldonado Aguirre será recordada por haber incumplido la promesa de entregar las viviendas a los damnificados en El Cambray, por el deslizamiento que ocurrió el 1 de octubre.

Primero ofreció otorgarlas el 24 de diciembre, sin embargo, por atrasos en permisos de construcción, mencionó que antes de finalizar su mandato quedarían listas, pero no fue así, pues quedaron pendientes de entregar más de 100 viviendas.

También la acción retardada para el rescate de las víctimas en ese deslizamiento y el rechazo de aceptar apoyo por topos mexicanos, causó revuelo.

Otra de las medidas que generó repudio por expertos nacionales, como organismos internacionales, fue la autorización de salarios mínimos diferenciados en cuatro municipios, a pesar de que la Corte de Constitucionalidad ya había emitido una sentencia en contra de esa propuesta hecha por Otto Pérez.

Durante una visita en El Progreso, Maldonado criticó la oposición contra los salarios al mencionar que los que no quieren esa medida es porque no conocen el hambre.

Jorge Briz, presidente del Comité de Asociaciones Agrícolas, Comerciales, Industriales y Financieras (Cacif), resaltó que el mayor logro de Maldonado es haber mantenido la institucionalidad y la democracia, pues en poco tiempo que estuvo en el cargo no se pueden obtener mayores logros

“Hay que analizar detenidamente, porque en las condiciones que asumió era una situación compleja ya que ocurrían problemas, entonces emitir opiniones por acciones aisladas no es correcto”, agregó Briz.

Para el procurador de los Derechos Humanos, Jorge de León Duque, era difícil que el Presidente lograra los cambios que pedía la población, ya que por el poco tiempo que estaría en el cargo no lograría mayores logros.

No obstante, De León, señaló que el mandatario quedó en deuda con la población por no presentar propuestas de cambios como en las leyes Electoral y de Partidos Políticos y de Servicio Civil, y lo trascendental será la reacción que tuvo cuando fue criticado por el rechazo a los salarios diferenciados, y era un hombre pausado.