El juez décimo Walter Villatoro ha ligado al proceso penal al magistrado presidente de la Sala Regional Mixta de la Corte de Apelaciones del ramo Civil de Quiché, Erick Santiago, por el delito de cohecho pasivo.

Existen indicios suficientes para ligarlo al proceso”, le explicó el juzgador al magistrado, detenido en Santa Cruz del Quiché el martes.

El fallo del juzgador benefició a Santiago, ya que le otorgó la fianza de Q50 mil y arresto domiciliario.

La fiscalía y la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) lo acusan de negociar reducir una sentencia de un juzgado de Q93 millones en 2014.

Santiago, a través de Eliot Imeri Díaz y Samuel Enrique Alvarado López negociaba “reducir” la sentencia a una empresa que vende alimentos de Q93 millones cuando integraba una sala de apelaciones en marzo de 2014. A cambio recibiría Q10 millones.

El ente investigador de la ONU difundió conversaciones telefónicas de los conocidos del magistrado, quienes están en prisión.