La magistrada Silvia Valdés tomó posesión como presidenta de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) y en su discurso hizo un llamado a la población a “denunciar” y prometió “no defraudar”.

En la sesión solemne en el Congreso fue juramentada por el presidente del organismo Legislativo Mario Taracena, quien recordó que “será un año importante por las reformas constitucionales que están en discusión”.

En la noche se realizó la toma de posesión en la Sala de Vistas del organismo Judicial donde asistieron diputados, embajadores, empresarios y diversos invitados especiales.

Imposición de Silvia Valdés

Oliver de Ros

Foto:

Se enviaron dos mil 100 invitaciones aunque la sala tiene capacidad para 400 personas. El acto costó Q175 mil que incluyó el banquete de honor al que asistió el gobernante Jimmy Morales.

Valdés es la tercera mujer en presidir la CSJ. Anteriormente lo hicieron Thelma Aldana (en la actualidad ostenta el cargo de fiscal general) y Ofelia de León (estuvo en prisión más de un año y espera juicio junto a su hijo Roberto Barreda por la desaparición de Cristina Siekavizza.

Sus frases:

  • “Estamos consientes que existen graves y serias acusaciones de corrupción y prácticas poco éticas en el organismo Judicial por eso mi prioridad será la transparencia”
  • “No estamos dispuestos a que se siga castigando el pueblo de Guatemala con actos de corrupción ni presiones mediáticas sobre los jueces”
  • “La justicia es el pilar fundamental de la democracia, sin justicia no hay paz social”
  • “Debemos recordar que la justicia que no es pronta no es justicia y que los ciudadanos al no contar con una respuesta efectiva pueden verse tentados a tomar venganza”
  • “Aseguro el acceso a la justicia y el apoyo activo a todas las mujeres demostrando el valor real para dignificarlas”
  • “Las reformas constitucionales comprenden aspectos fundamentales para la modernización del sector justicia y se pretende tener calidad”.