Los magistrados de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) autorizaron a Blanca Stalling ausentarse a sus labores durante un mes sin goce de salario.

La resolución fue en base a la solicitud de Stalling, mencionó una fuente del Organismo Judicial (OJ).

Este permiso ocurre en medio de los señalamientos a su hijo Otto Fernando Molina Stalling, quien fue señalado por la fiscalía de negociar el contrato millonario con el Seguro Social por Q116 millones 227 mil con la farcacéutica Droguería Pisa de Guatemala, S. A., para cambiar el medicamento a los pacientes renales.

Además, la magistrada fue señalada en las escuchas telefónicas durante la audiencia a los 27 implicados en la red de contrabando aduanero denominada "La Línea", cuyo cabecilla era Juan Carlos Monzón, el secretario privado Roxana Baldetti, quien renunció al cargo el 8 de mayo por su presunta vinculación.

¿Quién es?

Blanca Aída Stalling Dávila, es magistrada de la CSJ y actual presidenta de la Cámara Penal.

Stalling Dávila ingresó a la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales de la Universidad de San Carlos de Guatemala en 1974. Un año después se casó. Para finales de la década tenía dos hijos y había abandonado sus estudios. Al regresar a la Universidad, en 1980, se involucró en los procesos de elección de las autoridades educativas. En ese año obtuvo un plaza de conserje en una sala de Apelaciones del ramo civil.

Durante ocho años dirigió el Instituto de la Defensa Pública Penal hasta el año pasado cuando fue electa por el Congreso como magistrada de la CSJ.

El presidente de la CSJ, Josué Baquiax, convocará al pleno para discutir si Stalling Dávila debe separarse del cargo, debido a que su hijo es vinculado con el caso del IGSS.

Lee también:

Capos viven cómodos con electrodomésticos en cárcel militar