El nuevo impuesto de Q5 a las telefonías afectaría a los usuarios, según el análisis de las empresas que prestan el servicio en el país.

La empresa Claro, a través de su portavoz, Litza de Escobar, ha explicado que el 30 por ciento de sus clientes que utilizan el servicio prepago podría quedar sin acceso al servicio.

"Estamos hablando de personas que recargan entre Q5 y Q10 al mes, o bien hasta cada dos meses", dijo.

La empresa Tigo, por medio de un comunicado, ha manifestado que hace un análisis para determinar cuál será su opinión al respecto y los alcances del impuesto ya que el impuesto los ha tomado por sorpresa.

Además, la mitad de los clientes de Telefónica podría quedar desactivados.

La Superintendencia de Telecomunicaciones detalla que 21 millones, 470 mil líneas son prepago y el 70% recarga Q10 al mes.