Eduardo Cojulun, titular del Juzgado Undécimo Penal, ordenó la prisión preventiva a un matrimonio que fue señalado de haber agredido a uno de sus cuatro hijos, de ocho años, por haber dañado el celular de su maestra de primaria.

El juez los vinculó al proceso penal por parricidio en grado de tentativa por “la golpiza que recibió el niño”.

Se trata de Ryner Alfredo Villatoro y su esposa Rosaura Verónica Monzón, quienes fueron enviados al Centro de Detención para Hombres Preventivo y la Cárcel Preventiva para Mujeres Santa Teresa, ambas en la zona 18.

La agresión

Los padres fueron enviados a prisión preventiva.

Los padres fueron enviados a prisión preventiva.

Cortesía

Foto:

El niño de ocho años fue golpeado con un cable de electricidad luego que recibieran un reporte escolar en donde se informaba que había dejado caer el celular de su maestra valorado en Q4 mil. Esto sucedió en la colonia Nimajuyú, zona 21.

La abuela del niño hizo la denuncia el 4 de agosto de 2016 y la Policía inició la investigación del caso y verificó que el niño estuvo internado en el Hospital Roosevelt durante una semana.

Se arrepiente

Villatoro confesó la agresión al juez durante la audiencia de primera declaración y pidió “clemencia” para no afectar a su familia. Su esposa mencionó que son “cristianos”.

La audiencia para saber si enfrentan juicio será el 27 de noviembre de 2016.