Desde hace nueve años Caña Real ha grabado el tradicional villancico “Dulce Navidad” en El Obelisco. Este año, cientos de niños acompañados de sus padres llegaron a bailar y a cantar frente a las cámaras. Compartieron con Santa Clos y le escribieron una carta. Los organizadores obsequiaron tazas con chocolate a los visitantes. El anuncio se transmitirá desde esta semana.