¿Los congresistas regresan a la escuela?, sí. Por medio de un acuerdo gubernativo, la junta directiva aprobó la creación del Centro de Estudios Legislativos (CEL), que llevará el nombre de Miguel Ángel Asturias.

De acuerdo con dicho documento, el propósito es el “fortalecimiento de la formación académica, legislativa y política de los dignatarios de la Nación, en las áreas  pertinentes a la actividad parlamentaria”.

Además, se plantea la creación de una “carrera parlamentaria” para que pueda ampliarse a las comisiones de trabajo y asesores de los bloques legislativos. Adicional, se buscará promover doctorados, maestrías, diplomados, jornadas, seminarios, talleres, conferencias magistrales y cursos técnicos.

Para su financiamiento, se buscará el apoyo de las universidades y de donaciones.