Los guardias del Sistema Penitenciario (SP) notaron que “se habían fugado” cuatro reos, considerados como los “cerebros” de los asesinatos de conductores luego del operativo operativo que realizaron el 16 de noviembre de 2016 en la cárcel Fraijanes 1 donde habían 213 pandilleros del “Barrio 18”.

Los reos que se fugaron son:

Reo   Hans Ludovin Flores Quintanilla el Rabbit

Reo Hans Ludovin Flores Quintanilla el Rabbit

Cortesía

Foto:

Reo   Fernando Muñoz Sinar, alias  Happy

Reo Fernando Muñoz Sinar, alias Happy

Cortesía

Foto:

Reo   Josué Alberto Mendoza Sente apodado el Smooking

Reo Josué Alberto Mendoza Sente apodado el Smooking

Cortesía

Foto:

Reo   Andy Santana García Vásquez el Fantasma

Reo Andy Santana García Vásquez el Fantasma

Cortesía

Foto:

Fernando Muñoz Sinar, alias “Happy”

Andy Santana García Vásquez, “el Fantasma”

Josué Alberto Mendoza Sente, apodado “el Smooking”

Hans Ludovin Flores Quintanilla, “el Rabbit”

Ordenan asesinatos

Un reporte de los detectives detalla que los reos “ordenan” los asesiantos de los conductores de autobúses extraurbanos para exigir miles de quetzales semanales como extorsión.

Muñoz fue detenido el 12 de marzo de 2015 en en un barranco de la colonia El Mezquital, en Villa Nueva. Ese día fue asesinado el detective Rómulo Esquit Curruchiche, de 29, luego que se enfrentó a balazos con pandilleros.

Mendoza estába en la prisión desde 2013 y una investigación lo señala de haber ordenado asesinatos de pilotos en la zona 6.

El caso de Flores es por exigir miles de quetzales a los empresarios y los conductores de las empresas Velotax, Común R. L. y La Fe.

Una de las grabaciones de las conversaciones de los pandilleros detalla que un asesino cobra Q300 por asesinar a un piloto al azar. La ruta y la hora son decididas por los reos.