Desde tempranas horas de este lunes se incrementó la seguridad en los alrededores de la Torre de Tribunales, ya que desde el pasado 20 de abril, la ex vicepresidenta Roxana Baldetti no aparecía en público. La exfuncionaria se presentó ante la justicia para "defender" sus propiedades embargadas.

Baldetti fue citada por la sala de apelaciones de alto impacto para el primer debate oral en el que defenderá sus argumentos por las tres propiedades inmovilizadas por el juez de Extinción de dominio. 

A su llegada a Tribunales, Baldetti fue abordada por los medios de comunicación, pero no dijo más que "mi abogado es quien hablará", custodiada por su esposo Mario Paz y su defensor, Mario Cano.

Según el abogado de Baldetti, dichos inmuebles son garantías de un préstamo bancario por Q26 millones. 

El embargo de las propiedades es por su posible vinculación con el caso de defraudación aduanera en la SAT denominado La Línea, cuyo líder es el prófugo Juan Carlos Monzón, quien era el secretario privado de Baldetti, hasta el 16 de abril cuando la CICIG desbarató el grupo delictivo.

Al finalizar la audiencia, el jueces Anabella Cardona, presidenta; Marvin Reyes; y Ramón Pineda, resolvieron denegarle el amparo a Baldetti; con esto sus bienes seguirán embargados.