Más de 200 personas de la aldea Punta de Caimanes, Livingston, Izabal tuvieron que salir de sus viviendas por a las inundaciones que causó el río Sumach debido a la lluvia registrada en los últimos días.

De acuerdo con la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred) alrededor de 50 viviendas reportaron daños por la crecida del río. Además, se verifica otros municipios porque se tiene conocimiento de más afectados en otros lugares, como en El Estor por el río Túnico.

La Conred habilitó un albergue en Río Dulce, por lo que el Ministerio de Salud Pública se declaró en alerta sanitaria por la época del invierno.

La Brigada de Infantería de Marian y la Policía Nacional Civil coordinan el traslado de alimentos como parte de la ayuda humanitaria para los pobladores afectados.

A la vez, la Conred reportó que en el municipio de Yupiltepeque, Jutiapa varias viviendas resultaron dañadas por el viento que se registró ayer.