Por el delito de homicidio en grado de tentativa quedó ligado a proceso penal el marchista Luis Ángel Sánchez, detenido el lunes tras un enfrentamiento entre supuestos pandilleros.

La resolución fue del Juzgado de Turno, quien también lo envió a prisión preventiva.

El caso será conocido ahora al Juzgado Sexto Penal, a cargo de la jueza Silvia de León.

Sánchez fue detenido junto a otros jóvenes luego de una balacera en la zona 18, donde hubo personas heridas.

El marchista consiguió la marca para participar en los Juegos Olímpicos de Rio 2016 en la distancia de 50 kilómetros.