El Juzgado Quinto de Instancia Penal decidió ligar a proceso al exministro de Energía y Minas, Edwin Rodas por tráfico de influencias en la participación en reuniones entre el presidente Otto Pérez y representantes de la empresa Jaguar Energy, aunque el Ministerio Público (MP) también lo señaló de asociación ilícita por el caso Redes.

Según el MP, el exfuncionario habría influido para proteger dicha compañía debido a que tuvo problemas para entrar a operar comercialmente.

Soy inocente, no me presté a ningún tráfico de influencias. Asistí a las reuniones por instrucciones”, expresó Rodas.

En la audiencia también estuvieron presentes Gustavo Martínez, yerno y exsecretario general de la Presidencia, y el exintendente de Aduanas Filadelfo Reyes, que se abstuvieron de rendir su primera declaración. Ambos exfuncionarios son señalados de pertenecer a la red de tráfico de influencias para beneficiar a empresarios.

Durante la audiencia, la defensa solicitó la separación de los tres casos presentados por el Ministerio Público, a lo que la jueza, Virginia de León rechazó la petición.

Entre las pruebas que ha presentado el ente investigador son escuchas telefónicas entre Martínez, Rodas y Paola Cancinos.