Propuesta

Se propone un proceso gradual de reducción del fosfato en los jabones y detergentes. Además, como un requisito se pide que los productos estén etiquetados. Además, se busca multar a las empresas que no lo cumplan.

A pesar de que el 5 de abril de 2011 el pleno conoció la iniciativa 4313  “ley sobre el uso de fosfatos en jabones y detergente en Guatemala” (su propósito es rescatar de la contaminación el recurso hídrico debido a que muchas personas aún usan los lagos y ríos para lavar ropa), el documento no es prioridad para los diputados.


Magaly Arrecis, encargada del área socioambiental del Ipnusac, afirma que es lamentable que la ley siga sin contar con un dictamen favorable.


“Cuando el Congreso la conoció fue enviada a dos comisiones: la de Salud y de Economía; sin embargo, creo que la primera sí le dio su visto bueno, pero la segunda la olvidó”, añadió.
 

La experta asegura que esa normativa ataca el problema de raíz.


“Para salvar el recurso hídrico se debe regularizar el uso del fosfato en los jabones y detergentes para que ese elemento no llegue a los lagos y no se deterioren las algas y plantas, que producen oxígeno”, explicó la experta.