Política


Nombre: Laura Chinchilla

Nacimiento: 28 de marzo de 1959 en San José, Costa Rica

Estudios: En 1982 se graduó como licenciada en ciencias políticas por la Universidad de Costa Rica

Puestos: A partir de 1990 se empleó como consultora en materia de administraciones públicas para diversas organizaciones internacionales, con las que colaboró en distintos proyectos y estudios, implementados en América Latina y África.

Fue viceministra de Seguridad Pública (1994-1996), cartera cuya titularidad asumió posteriormente (1996-1998).

También ocupó la presidencia del Centro de Inteligencia Conjunto Antidrogas y del Consejo Nacional de Migración, y formó parte de los consejos Nacional de Drogas, Nacional de Seguridad y Académico de la Escuela Nacional de Policía.

Tras obtener un escaño de congresista en las elecciones legislativas de 2002, promovió en la cámara legislativa iniciativas legales que atañían, entre otras cuestiones, a los derechos humanos, la seguridad ciudadana y la reforma judicial y de los cuerpos policiales.

En 8 de mayo de 2010 se convirtió en la primera mujer costarricense en ser juramentada como presidente de Costa Rica, cargo que terminó cuatro años después al cumplir su trabajo de gobierno en que la seguridad radica en cuatro áreas: económica, social, ciudadana, y ambiental.

La política visitó el país y participó en la celebración de los 40 años de la Escuela de Ciencias de la Comunicación de la Universidad de San Carlos de Guatemala (Usac) en donde habló acerca de la libertad de expresión que es fundamental para la democracia.

¿Qué significa visitar Guatemala en un año electoral?
Siempre me siento bien en este país, por el cariño, el afecto y el calor de su gente y además abrigo con gran optimismo el que Guatemala pueda una vez más organizar un proceso electoral con los mejores estándares gracias precisamente a los esfuerzos desde el Tribunal Supremo Electoral y que también están siendo acompañados por diferentes entes como la Universidad de San Carlos.

¿Cuáles son las principales debilidades electorales?
No quisiera puntualizar, pero siempre, el mayor desafío que tiene una democracia como Guatemala, pero que es bastante universal, es el del abstencionismo. Me parece que mucho del esfuerzo del Tribunal Supremo Electoral con acompañamiento de muchas de las autoridades del país es llamar a la gente a votar y especialmente evitar el voto nulo.

¿Cuáles es el aspecto más importantes de la democracia?
La importancia de la libertad de expresión dentro de la democracia. Algunas de las situaciones por las que atraviesa América Latina es que no se permite un libre ejercicio de la libertad de expresión. También están los desafíos que desde la política se están dando desde el punto de vista de mayor transparencia y de mayor rigor en el ejercicio democrático.

¿La democracia termina con el voto?
La democracia es mucho más que el momento de la emisión del sufragio, la democracia es libertad, es estado de derecho, es respeto a los derechos humanos y si hay uno que es fundamental es la libertad. De manera que mucho la función del estado es tratar de garantizar esos espacios de libertad para que en un proceso electoral como el que viene la prensa pueda ejercer con plenas garantías los derechos a la información y que los ciudadanos puedan tener acceso a esa información.

Sabemos su relación en materia política con el presidente Otto Pérez, que impulsa la despenalización de las drogas.
Hay que abordarle en favor del presidente guatemalteco el cambio que se empezó a operar hace dos años en medio de la cumbre de las Américas (Cartagena, Colombia) precisamente a la posición de Guatemala y otros países de la región conseguimos que el presidente de Estados Unidos, Barack Obama de alguna manera aceptase la necesidad de tener escenarios alternativos a la guerra contra las drogas. La Organización de los Estados Americanos ya ha preparado algunos informes que están siendo la base de políticas que apunten más a la prevención y al tratamiento de drogas y no solamente la clásica lucha que ha salido tan cara y no ha dado resultados.

¿Por qué no hay avances?
Creo que hay avances, si vemos un poco el afán del proyecto de cooperación para el Triángulo Norte que está impulsando Obama, es un plan que ya no va a financiar los ejércitos en el combate al narcotráfico sino que también hay propuestas en materia de desarrollo social, desarrollo económico y apoyo al sistema de justicia.

En materia de seguridad y justicia, Guatemala continúa con altas cifras de violencia.
Sin lugar a dudas hay que reconocer que han habido algunos avances, algunos delitos han empezado a caer y a ceder, tienen el gran reto de enfrentar el problema de las extorsiones pero me consta que los esfuerzos que está haciendo la Policía que hoy es mucho mejor que la que había en el pasado.

¿Cuál es la principal recomendación?
No dejar de trabajar con esa visión de largo plazo en el fortalecimiento de la Policía, que sea más profesional y con más presencia en el territorio y en una estrecha relación con la administración de justicia.

¿Cómo ve la participación de los jóvenes en las redes sociales?
El joven que siente que esto no es o no se ha dado cuenta de la realidad es alguien que en el futuro tendrá mucho menos posibilidades, incluso las de reclamar el por qué de las cosas. Si algo es muy fácil ahora en las democracias contemporáneas es el acceso a la información ya no es necesario esperar a que nos llegue el periódico, encender la radio y la televisión, casi todos los jóvenes están conectados a través de las redes sociales y los medios de comunicación comparten las informaciones. De manera que no hay excusas para reclamarle a la democracia que no nos brinda las garantías de participación.