Luego de que dos relatores de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) afirmaran que el salario diferenciado de Q1,500 en cuatro municipios no fomenta el desarrollo, sino al contrario, debilita el compromiso internacional al propiciarlo, la vicemandataria defendió este estipendio.
“¿Es mejor tener Q1 mil 200 que no tener nada en el bolsillo?”, cuestionó Baldetti acerca  del nuevo salario que fue decretado en San Agustín Acasaguastlán y Guastatoya, en El Progreso; Estanzuela, en Zacapa y Masagua, en Escuintla.
“Respeto la posición de la ONU, pero no conoce a cabalidad la situación de cada uno de nuestros pueblos. Es mejor tener un salario diferenciado a no tener nada en la bolsa”, añadió.
El sector empresarial ha mencionado que el nuevo pago generaría el ingreso de inversión extranjera. “Se debe crecer por encima de 6% para erradicar la pobreza en el país”, expresó Javier Zepeda de la Cámara de Industria de Guatemala.
El Ministro de Trabajo y Previsión Social, Carlos Contreras, explica que existe la esperanza de tener “verdaderos” trabajos en las comunidades.
“Es importante señalar que lo que hacemos que que miles de personas puedan sobrevivir y mejorar sus condiciones de alimentación”, afirmó Contreras.
El procurador de los Derechos Humanos, Jorge de León, explicó que el nuevo salario viola la Constitución y no es competitivo.
El monto representa un 25 por ciento de la canasta básica que sobrepasa los Q3 mil, según el Instituto Nacional de Estadística.