La juzgadora Jazmín Barrios hace reflexiones acerca de su vida y la sentencia de 80 años emitida por el Tribunal que integra en contra de José Efraín Ríos Montt por genocidio, que fue anulado por la Corte de Constitucionalidad.

Aquí están sus frases:

"Vivo con seguridad, no tengo vida privada, si estuviéramos en Guatemala tomando este café mi seguridad estaría por ahí tomando café. Es disciplina. No lo siento horrible, acostumbrarme... jamás; adaptarme a las circunstancias, sí", se refiere la juzgadora.

"¿Temor? No lo he experimentado, si no habría cambiado de trabajo. ¡Gracias a Dios, no!", agrega.

"Me han tratado de matar cuatro veces, he recibido muchísimas amenazas".

"No me pueden acreditar ni derecha ni izquierda, ni ningún color. Soy simplemente juez".

"Nunca he tocado un arma ni militado en política".

"Cómo me visto o peino es intrascendente, lo importante es el conocimiento jurídico, mis estudios y la capacidad para tomar decisiones de esta naturaleza".

"Cuando un árbol se poda sigue creciendo. Se fortaleció el sistema de justicia, creció a pesar de la anulación. Independencia judicial: poder juzgar con libertad, independientemente de personas y del contexto".

Lee también:

Jueza que condenó a dictador guatemalteco vive con el estigma pero sin miedo

Te puede interesar:

Sabemos el tema central de la Huelga de Dolores