Detalles

La unidad de laboratorios de criminalística cuenta con diversas secciones de apoyo a las investigaciones penales.
• Documentoscopía. Es la encargada de realizar peritajes a efecto de determinar alteraciones de documentos.
• Balística. Los expertos cotejan los indicios ubicados en la escena o en el cuerpo de la víctima en relación con las armas de fuego.
• Biología. Realiza una serie de análisis bioquímicos para determinar en caso de agresiones sexuales.

A las 9:00 horas empleados del laboratorio criminalístico del Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif) habían dejado de realizar los peritajes que son usados como pruebas en los juicios.

Durante la mañana se informó que “el laboratorio de genética no analizaba ningún indicio nuevo”.
El vocero de la entidad, Roberto Garza, explicó que en noviembre se había realizado la última compra de reactivos químicos por Q1 millón.

Entonces, los proveedores requerían el pago de Q4 millones y Q8 millones más eran necesarios para el pago de la nómina.

El miércoles había anunciado que “ya no habían insumos para realizar pruebas y el laboratorio iba a cerrar sus puertas”.

La crisis que duró los 29 días de enero se terminó ante el traslado de fondos”, mencionó durante la tarde el director de la institución, Jorge Nery Cabrera.

El Ministerio de Finanzas Públicas depositó Q12 millones del ejercicio fiscal 2014 para solventar los pagos retrasados y añadió Q6 millones más para funcionamiento, con lo que el laboratorio podrá seguir en funcionamiento durante febrero.

El presupuesto asignado para realizar los peritajes es de Q145 millones, de los cuales se depositan Q12 cada mes, añadió Cabrera.

Gracias al apoyo ya tenemos ese dinero para poder prestar los servicios, espero que el próximo mes se normalicen los traslados de fondos”, explicó el director del Inacif.

Hoy se estaría normalizando el servicio en el laboratorio donde se analizan diversos casos penales.
Cabrera recordó el aporte de las pruebas que son usadas en los casos de violaciones. También en los debates para comprobar la paternidad y parentesco.

Durante el año pasado se judicializaron cuatro mil 500 casos con aporte científico, como cuando un juez solicita determinar si una persona debe proporcionar una pensión o se comprueba una violación.