Luego de que se conociera que hace unos días se suscribió un contrato por Q137.8 millones con Tarcic Engineering y la Autoridad para el Manejo Sustentable de la Cuenca y del Lago de Amatitlán, con el propósito de generar una fórmula química para limpiar el agua contaminada del lugar, científicos de la Universidad de San Carlos (Usac) le sugieren al Gobierno suspender el tratamiento.

"Son acciones de corto plazo y no se está abordando el problema real causado por las prácticas ambientales inadecuadas en toda la cuenca", consigna un comunicado de prensa.

De acuerdo con esta unidad académica, se debe suspender de manera inmediata cualquier intervención en las aguas del lago de Amatitlán, que no esté respaldada científica y ténicamente. "Se debe prevenir las consecuencias adversas de un producto no estudiado previamente en un sistema acuático como el de ese lugar", se detalla en el documento.

Además, la Usac le pidió al Gobierno más información sobre el producto que se utilizará para realizar más estudios sobre su composición.

A pesar de la polémica que se ha generado, el presidente Otto Pérez y la vicemandataria Roxana Baldetti han defendido el proyecto. "Hay que darle el beneficio de la duda. Si esta empresa no cumple con su propósito, deberá devolver los recursos", afirmó hace unos días Baldetti.

Te puede interesar:

Baldetti contra críticas del lago de Amatitlán: “Cuando entregue mi periodo los invito a comer mojarras”