La bancada de la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE) retomó el planteamiento que realizó Iván Velásquez, jefe de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), sobre un impuesto para financiar al sector justicia y presentó este lunes la iniciativa "Ley de financiamiento adicional para el combate a la corrupción y fortalecimiento de la justicia".

La iniciativa se centra en reformas al Impuesto Sobre la Renta (ISR) y se calcula que se podría generar ingresos entre Q1 mil 100 millones y Q2 mil millones adicionales, "que serían específicamente para justicia y combate a la corrupción".

La propuesta de la UNE aplica para las personas que reporten ingresos por Q50 mil mensuales (Q600 mil al año) y a las empresas con utilidades por más de Q5 millones anuales.

"Los cambios en el ISR que proponemos quizá afectará el salario de magistrados, pero no afectará a de los trabajadores de la clase media", afirmó el congresista Carlos Barreda.

“Hay que discutir el tema. La idea es buscar recursos inmediatos para fortalecer el sistema de justicia, pero debe contar con la voluntad del Ejecutivo, que la impulse, del Congreso, para que lo apruebe, y de los empresarios, que se solidaricen con la situación del país”, aseguró el titular de la CICIG hace unas semanas.

La propuesta de la Comisión generó el rechazo de los empresarios. Jorge Briz, presidente del Cacif, indicó que “no es momento de hablar de nuevos impuestos”.