Seguridad. Con una caminata un grupo de personas que aducen ser vendedores ambulantes piden entablar un diálogo con representantes de la Municipalidad de Guatemala.

Decenas de personas, supuestos vendedores ambulantes, acompañados de encapuchados de la Universidad de San Carlos de Guatemala (Usac) realizan una protesta pacífica con el objetivo de iniciar un diálogo con el alcalde capitalino Alvaro Arzú para que puedan ofrecer alimentos, ropa y diversos artículos en el Centro Histórico, que está prohibido desde 2009.

¡Somos vendedores, no delincuentes!”, gritan las personas que iniciaron la caminata en el Parque Morazan hacia el Parque Concordia, frente al Ministerio de Gobernación, donde el 10 de noviembre de 2016 hubo un enfrentamiento entre agentes de la Policía Municipal (PM) y un grupo de presuntos vendedores. Las pérdidas por los destrozos de las obras de arte y una estación del Transmetro fueron de Q2 millones. Además, cuatro personas fueron detenidas.

La Policía envió a un contingente de antimotines al lugar “como prevención”. Son acompañados de agentes de la PM con equipo antidisturbios.

Los presuntos comerciantes caminaron hacia el Palacio de la Loba donde gritan consignas. Los locales en la sexta avenida fueron cerrados ante la amenaza de nuevos disturbios.