La convocatoria se realizará con los mismos términos, porque se busca una persona que mejore la recaudación”. Sául Figueroa, viceministro de Finanzas.
 

Análisis

Que finalice el jefe interino

Lo más recomendable a estas alturas es que finalice este gobierno la persona que fue nombrada en forma interina, ya que por su experiencia y trayectoria en la institución cumple con los requisitos, pues nombrar a un nuevo superintendente es una responsabilidad que en corto plazo será difícil ejecutar planes de trabajo.

Sin embargo, se debe continuar con el proceso, como fue esta última convocatoria donde hubo mayor transparencia.
 

El directorio de la SAT explicó que durante la evaluación de los candidatos dos de ellos no alcanzaron la calificación mínima, por lo que tendrán que repetir el proceso de selección.

Los profesionales que no obtuvieron el puntaje mínimo para integrar la terna fueron Alexander Toro Maldonado y Juan Francisco Solórzano Foppa.

De acuerdo con la Ley de la SAT, el directorio debe proponer una terna al presidente de la República para que nombre al superintendente por tiempo indefinido.

Saúl Figueroa, presidente suplente en el directorio, explicó que solo un aspirante obtuvo la calificación requerida, Jorge Roberto Vielman Deyet, es el actual jefe regional de occidente de la SAT.

Los directores evaluaron tres fases, dando importancia a la capacidad profesional, seguido de méritos académicos y la entrevista a los profesionales para conocer su plan de trabajo.

“La convocatoria se realizará con los mismos términos, porque se busca una persona que mejore la recaudación”, resaltó el viceministro de Finanzas.

Henry Almengor, integrante titular del directorio indicó estar preocupado por las circunstancias de la SAT y considera que la convocatoria tendrá que ser de inmediato para recibir varios expedientes.