El descanso final de una mujer que falleció durante el fin de semana deberá esperar debido a la sospecha de las autoridades que pudo haber sido asesinada.

El velorio de la señora Gloria Yaneth González Rivas, de 39 años, ha sido suspendido por la visita de un grupo de detectives y policías que llevaban una orden para trasladar el cuerpo a la morgue.

Los familiares estaban sorprendidos porque estaban por rezar un rosario y habían encendido tres veladoras junto al féretro que estaba rodeado de flores.

El velorio fue interrumpido.

El velorio fue interrumpido.

PNC

Foto:

-Qué es lo que pasa, preguntó un familiar de la señora González que lamentaba la muerte en la 1a. calle y 2a. avenida, lote 103, en la aldea Llanitos, Masagua, Escuintla.

Los uniformados le explicaron que había una sospecha que había sido asesinada y debían verificar la causa de la muerte.

En el expediente se detalla que González Rivas falleció como consecuencia de una desnutrición y por haber sido picada por un mosquito infectado por el virus del zika.

Se recibió una denuncia, donde indicaban que la víctima había muerto por golpes, quemaduras y posibles heridas punzantes, las cuales recibió presuntamente por su progenitor y de otra mujer, por lo que se trasladó el cuerpo a la morgue local”, informó Jorge Aguilar, portavoz policial.

La necropsia puede demorar un día para confirmar o descartar esa hipótesis y que González descanse en paz.