Enrique Godoy, comisionado de Desarrollo Urbano, Competitividad Local e Infraestructura Crítica, informó que la PGN analiza más de 30 contratos con posibles anomalías en puertos y en la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC).

Previo a la presentación oficial de la Agenda Urbana que impulsa el gobierno de Jimmy Morales en el Palacio Nacional de la Cultura, Godoy explicó que la Procuraduría General de la Nación (PGN) revisa más de 30 contratos con supuestas anomalías en la Empresa Portuaria Quetzal (EPQ), en la Portuaria de Santo Tomás de Castilla y en la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC).  

En total son más de 30 contratos. Solo en la EPQ son 15 y el resto son más de 15 entre la Portuaria de Santo Tomás, en Puerto Barrios, Izabal, y en la DGAC”, explicó.

Afirmó que entre las anomalías que se encontraron está en los procedimientos, de figuras que se utilizaron que no correspondían y de mecanismos que no llenaron los procedimientos de la Ley de Compras y Contrataciones del Estado.

Añadió que desde hace cinco o seis meses se trasladaron las inquietudes a la PGN y se pidió que se les diera seguimiento.  

“Cuando se hizo la transición del cambio de la jefa de esa institución y asumió Anabella Morfín se retomó el tema para identificar esas anomalías”, añadió.

Explicó que, primero, se busca la nulidad de esos contratos y, seguido, si hay comisión de delito, que se presenten denuncias penales.

“Por ejemplo en Aeronáutica Civil se ha identificado la figura de concesión del parqueo, por lo que se ha comenzado con los procesos legales con las personas que tienen a su cargo el lugar”, afirmó.

En cuanto a Ferrovías, la Contraloría General de Cuentas investiga si hay plazas fantasmas.