Luego de la explosión que se registró en el interior de un bus en la 3ra. calle y 6ta. avenida de la zona 4 de San José Pínula, en el que murió una persona y al menos 15 resultaron heridas, la Procuraduría de los Derechos Humanos (PDH) se pronunció al respecto.

"Condenamos el cobarde atentado realizado en el transporte público", se lee en la cuenta de Twitter de esa institución. Además, anunció que le dará atención psicológica a las víctimas y sus familiares.

Por ahora, autoridades aún investigan qué pudo haber causado la explosión. El ministro de Gobernación, Francisco Rivas, no descartó que haya sido un ataque de la Mara 18.

Algunos sobrevivientes, que son atendidos en el hospital Roosevelt, expusieron que una persona se subió con un artefacto explosivo, lo colocó en un asiento y salió corriendo.