Este viernes, Iván Velásquez, titular de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala, rendirá su informe anual, en donde hablará de los casos investigados para desbaratar las estructuras criminales en el país. Durante el informe saldrán algunos de los nombres de los grandes casos que la CICIG junto a autoridades nacionales han asignado, te explicamos el por qué de esos "llamativos" nombres.

"Negociadores de la salud"

El 9 de noviembre fueron vinculados al proceso penal 11 personas por negociar comisiones a cambio de medicamentos en el Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS). Por este caso está prófugo el empresario Gustavo Alejos, quien fue secretario privado del expresidente Álvaro Colom.

"Las plazas fantasma"

El empresario y expresidente del Congreso, Pedro Muadi, fue enviado a la cárcel por haberse beneficiado al otorgar 28 plazas a sus guardaespaldas en el Congreso, sin que llegaran a trabajar. Su empresa, Productos Servicios y Equipos, S. A., se benefició de Q2 millones 927 mil 139, según la acusación.

"Lavado y política"

El titular de la CICIG mencionó que el nombre obedece al delito de lavado de dinero y al beneficio que recibieron candidatos a los cargos de elección popular en 2011. El excandidato a la vicepresidencia por la agrupación Libertad Democrática Renovada (Líder), Édgar Barquín, fue uno de los vinculados.

"Bufete de la impunidad"

La exjuzgadora Marta Sierra de Stalling, su hijo, el abogado Roberto Stalling Sierra y los abogados José Morales, “Chepito”, Jorge Escobar y la asistente Ruth Higueros están ligados al caso por haber facilitado fianzas a los cabecillas de la red de contrabando aduanero denominado “La línea”. “Bufete de la impunidad” se refiere a que los abogados integran el equipo de Morales.

"La línea"

El 16 de abril los guatemaltecos se sorprendieron por el caso de defraudación aduanera, en la que algunos jefes de la Superintendencia de Administración Tributaria y funcionarios de gobierno recibían sobornos de los importadores. Por este caso están en prisión el expresidente Otto Pérez y la ex vicemandataria Roxana Baldetti. El caso se llama así porque todo se negociaba por teléfono.

"Operación tornado"

Cinco personas fueron vinculadas al narcotráfico, en Malacatán San Marcos, el 5 de noviembre. El nombre obedece a que los policías rodearon las viviendas para capturar a los responsables.

Operación “Cisne blanco”

En este caso, abogados y empleados del Ministerio Público filtraban información a estructuras criminales sobre el avance de las investigaciones, entre estas: el asesinato de dos periodistas en Suchitepéquez, los detalles en los casos judiciales en contra de dos narcotraficantes, entre otros, según informó la fiscalía.

Debido a que una de las personas que negociaba la información es de apellido Cisneros, se denominó “Cisne blanco” al caso.