Durante el décimo día de audiencia de primera declaración por el caso denominado "Cooptación del Estado", la ex vicepresidenta Roxana Baldetti se defendió ante el juez por al menos 50 minutos. 

Baldetti señaló que su exsecretario privado, Juan Carlos Monzón, se aprovechó de su nombre y su cargo para cometer ilícitos. 

Antes de finalizar su declaración, la exfuncionaria indicó que asistía con cierta regularidad al templo Casa de Dios. "El pastor de esa iglesia me pidió una bandera como la que está en el Parque Central" expresó. 

Entonces afirmó que le había solicitado a Monzón que la gestionara con el Ministerio de Cultura y Deportes para que los guatemaltecos pudiera disfrutar de esa bandera. 

Según las autoridades, en la declaración de Monzón consta que Judith Ruiz , la exasesora de Baldetti, cotizó por Q56 mil la compra de dicha asta y el motor para que la bandera subiera de manera automática, y que la ex vicepresidenta  pagó Q985,080.11 por el asta y el motor en 2013.

Lo que la exfuncionaria no aclaró es con qué medios se canceló el monto de la bandera, que ascienden a cerca de un millón de quetzales, y que ha sido criticado por los guatemaltecos, ya que indican que fue pagado con recursos del Estado.

Publinews intentó comunicarse con el departamento de comunicación de Casa de Dios para conocer su reacción ante dichas declaraciones. 

Así se defendió la institución religiosa tras los señalamientos del Ministerio Público.