“Nuestro deber es protegerlos”

“Nuestro deber es protegerlos”

Sorprende que se realicen dos operativos y en un hotel y vuelva a tener niños y adolescentes que son explotados de forma laboral.

Los afectados quedaron al resguardo de la Procuraduría General de la Nación, para que un grupo de médicos y psicólogos los evalúen.

Lo que se persigue en esta evaluación es determinar si fueron agredidos o si hubo vulneración de sus derechos, nuestro deber es la protección infantil.

Después se ubican a sus padres y son devueltos con la condición que participen en programas de apoyo y cuidado de sus hijos.

 

Harold Flores

Procurador de Niñez y Adolescencia

Los niños y los jóvenes salían a las 9 horas y dormían después de las 23 horas. Pasaban el día en la calle, en los semáforos, las paradas de bus para pedir dinero.

Durante dos allanamientos, las autoridades rescataron a 18 menores desde seis meses hasta 16 años que sufrían de explotación laboral.

Afectados

150

niños y jóvenes han sido rescatados durante tres operativos realizados en la capital en contra de la explotación laboral infantil.

Uno de los detectives explicó que los niños eran obligados a hacer malabares en medio del tráfico.

Debían reunir Q25 y hasta Q50 diarios a cambio de comida y una cama donde dormir”, se refirió.

Investigación

“Una unidad analiza el caso de explotación infantil. Los afectados provienen, en su mayoría, del occidente”.

Jorge Aguilar, portavoz de la Policía

Un niño de dos años fue localizado cerca de productos inflamables porque sus padres hacen malabares y “escupen fuego”, explicó el fiscal Marvin Orellana.

PNC

Foto:

Se verificó que no existan abusos sexuales a los niños”, añadió Stu Velásco, subdirector de investigación criminal de la Policía.

Las cateos se efectuaron en la 3a. avenida y 26 calle de la zona 1 y en el hotel Amanecer en la 4a. avenida y 1a. calle de la zona 9.

El hospedaje ya fue allanado. El 7 de mayo de 2015 rescataron a 56 niños entre 8 y 15 años, la mayoría originarios de Sololá y Quiché en que también eran obligados a trabajar para enviarle dinero a sus familias.

Otro operativo se realizó el 15 de diciembre de 2015 en las zonas uno y ocho cuando rescataron a 25 niños que salían desde temprano a pedir monedas.