Los pobladores de Cubulco, Baja Veparaz, entregaban decenas de canastas con flores, pollos, duraznos y otras frutas como ofrenda en la iglesia, previo al momento más esperado, la danza del Palo Volador.

Esteban Biba / EFE

Foto:

La festividad local es por su santo patrono, Santiago Apóstol. La danza, que se realiza en torno a un palo de más de 30 metros de altura, es parte de las tradiciones más antiguas de esa población indígena.

Al Palo Volador le anteceden bailes folclóricos como el de los “Moros”, donde algunos pobladores se disfrazan con coloridos atuendos de conquistadores que son víctimas de las burlas de un "Torito".

Esteban Biba / EFE

Foto:

Poco a poco las personas se aglomeran frente a la iglesia para esperar el momento en que hombres disfrazados de monos se amarran a un palo de 34 metros de altura y descienden en espiral hasta la base.

No es un palo cualquiera

El palo es elegido un mes antes de la feria y solo le es permitido a hombres su búsqueda en un cerro cercano y su traslado.

Éste es bendecido por las autoridades espirituales mayas y católicas una semana antes.

Esteban Biba / EFE

Foto:

La danza del Palo Volador también se celebra en otros pueblos de Guatemala durante sus ferias.

Los organizadores se mostraban orgullosos de decir que en este año se consiguió el palo más alto de la centenaria tradición, de la cual ni los más ancianos del lugar pueden asegurar su fecha de creación.

Esteban Biba / EFE

Foto:

Las imágenes del santo patrón, Santiago Apóstol, son veneradas con música de marimba y canciones tradicionales en las casas de pobladores elegidos anualmente para cuidarlas.