Resolución.

El Congreso ya había rechazado el acuerdo gubernativo derivado a que “no existe emergencia por las lluvias”.

Los magistrados de la Corte de Constitucionalidad (CC) resolvieron dejar en suspenso, de manera provisional, el acuerdo gubernativo 7-2016 que decretó el vicepresidente Jafeth Cabrera y ordenó un estado de Calamidad el 22 de septiembre de 2016 que limitó los derechos de locomoción y reunión.

La CC envió un memorial al gobernante Jimmy Morales para que se pronuncie en un plazo de hasta 15 días.

El estado de Calamidad que decretó el vicegobernante limitaba las garantías constitucionales y la diputada Nineth Montenegro interpuso un amparo para dejar sin efecto la normativa.

“Está claro que no hay calamidad, no existe, estamos terminando el invierno”, explicó Montenegro que fue notificada por el máximo ente legal del país.

El decreto delegaba funciones al titular de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred) para decretar la calamidad, función que solo le comete al presidente.

Además, el acuerdo limitaba la libertad de expresión y la movilidad lo que indignó y fue compartido en las redes sociales con diversos mensajes de rechazo por la libertad de manifestar.

El gobierno se basó en una declaración de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) al argumentar que el país es vulnerable.

El documento quedó en impase porque fue derogado por la presidencia y cuando se conoció en el Congreso fue rechazado el 4 de octubre de 2016 con 59 votos. Entonces fue archivado.

En su lugar el presidente decretó un estado de Prevención con sectores específicos donde han ocurrido desastres como en la colonia Santa Isabel II, en Villa Nueva donde un alud sepultó a diez vecinos.

A criterio de la legisladora Montenegro la sentencia de la CC es una lección que “marca un precedente” cuando se quiera limitar las garantías constitucionales. “Aún no hemos sido notificados”, mencionó el vocero de la Presidencia, Heinz Hiemann.