El exjefe de Estado de facto, José Efraín Ríos Montt, recibió un revés legal luego de que los magistrados de la Corte de Constitucionalidad (CC) rechazaran una apelación que pretendía dejar sin efecto un nuevo juicio por genocidio.

Como Ríos Montt está incapacitado, el Tribunal de Mayor Riesgo B fijó para el 11 de enero un juicio para aplicación exclusiva de las medidas de seguridad y corrección en contra de Ríos Montt.

Como fue declarado incompetente, la defensa buscaba suspender la persecución penal. Junto a Ríos Montt también será juzgado José Mauricio Rodríguez Sánchez, exjefe de inteligencia del militar.
El juicio, considerado especial, se realizará a puerta cerrada, con las víctimas y sin los medios de comunicación.

A Ríos Montt lo representarán sus abogados Jaime Hernández y Luis Rosales Marroquín.

Proceso

En abril de 2013 el Tribunal de Mayor Riesgo A efectuó el juicio en su contra. Durante el juicio más de 100 testigos detallaron como soldados arrasaron sus tierras, quemaron sus casas, realizaron violaciones. Asesinaron a cientos de niños, mujeres y hombres civiles, acusándolos de guerrilleros.

El 10 de mayo de 2013 el Tribunal encontró culpable a Ríos Montt y lo condenó a 80 años de prisión, absolviendo a Rodríguez Sánchez. Sin embargo, diez días después, la CC revirtió la decisión y ordenó un nuevo juicio por “fallas en el debido proceso”.

Debido a que el Tribunal A no podía continuar conociendo el proceso, se envió al Tribunal B que había fijado el comienzo del juicio para el 5 de enero de 2015, sin embargo Ríos Montt no se presentó por problemas de salud por lo que de nuevo el juicio fue atrasado.

Los jueces del tribunal ordenaron exámenes médicos, físicos y psicológicos en los que determinó su incapacidad para un juicio ordinario por lo que de nuevo programó el juicio, esta vez será uno especial.